Now Reading
Probióticos y prebióticos ¿conoces en qué se diferencian?

Probióticos y prebióticos ¿conoces en qué se diferencian?

probioticos y prebioticos

La flora intestinal es la encargada de un gran porcentaje de nuestras funciones corporales, ¡incluso del cerebro!, por eso es fundamental mantenerla en un buen estado. ¿Cómo? Muy sencillo, empieza a incluir de manera correcta prebióticos y probióticos en tu día a día.

La salud intestinal está de moda, y con esto un sinfín de nuevos términos aparecen en nuestro día a día, pero ¿sabemos qué significan todos ellos?

Nuestra flora intestinal está formada por un conjunto de microorganismos que viven en nuestro cuerpo en total simbiosis con él. Además nos ayuda a realizar las funciones corporales, por eso es tan importante mantener una flora intestinal sana.

Aquí es donde entran en juego los probióticos y prebióticos. Ambos están presentes en diferentes alimentos y pese a que tengan un objetivo en común, es importante saber dónde encontrar cada uno de ellos, ya que sus funciones son distintas. 

Los prebióticos son alimentos que cuentan un alto contenido en fibra vegetal que actúan como nutrientes para nuestra microbiota (el conjunto de microorganismos vivos) y estimulan el crecimiento de las bacterias buenas de nuestro microbioma. Pero ¡ojo!, porque no todos los productos con fibra actuarán como prebióticos, habrá que diferenciar entre fibra soluble e insoluble. Se recomienda alrededor de 5 gramos de fibra prebiótica por día para ayudar a aumentar las bacterias beneficiosas en el intestino.

Los probióticos son alimentos que de por sí ya cuentan con esos microorganismos vivos de calidad y que se suman para mejorar nuestras bacterias buenas internas. Lo recomendado es tomar un probiótico con 20 mil millones [de organismos viables] al día, 10 mil millones de lactobacilos y bifidobacterias.

Alimentos con probióticos y prebióticos

Probióticos: los probióticos suelen encontrarse en alimentos fermentados como el yogur, kéfir o chucrut.

 También puedes combinar el chocolate (+80%) con rodajas de manzana. Así es, esta combinación acelera la fermentación, y los probióticos utilizan el chocolate para obtener compuestos antiinflamatorios que ayudan al corazón.

See Also
luz azul piel

Prebióticos: los prebióticos se encuentran la mayoría de alimentos con fibra soluble como los plátano.

Por otro lado también hay que tener en cuenta el almidón resistente que nos ayudan a mejorar nuestra flora intestinal. Las lentejas, garbanzos o frijoles son legumbres con un tipo de fibra que no podemos digerir y que pasa directamente a nuestro intestino delgado (almidón resistente) alimentando así a los microorganismos directamente.  

El cacao también ejerce una acción prebiótica sobre nuestro intestino. De hecho, puedes combinar el chocolate con manzana para acelerar la fermentación. 

What's Your Reaction?
Emocionada
0
Feliz
0
Inspirada
0
Interesada
0
Sorprendida
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2021 Waine | Self-Care Magazine. All Rights Reserved.

Scroll To Top