Now Reading
Cómo ganar productividad trabajando desde casa

Cómo ganar productividad trabajando desde casa

productividad trabajando desde casa

Muchas de nosotras hemos soñado siempre con trabajar desde casa. Lo veíamos como un sueño: desayunar tranquilamente mientras encendíamos el ordenador, trabajar en pijama, volver a la nevera a por algo de picar, escaparnos al gym o al súper en horas de trabajo… Y ahora que la vida (y un virus) nos está obligando a teletrabajar puede que no sepamos ni por donde empezar. 

Nos vemos en pijama, delante del ordenador, con miles de tareas por entregar…pero de repente nos entra la pereza, y Netflix y el mando del televisor nos llaman desde el sofá. “Uf, qué pereza hacer esto ahora, si aún me quedan tres horas…por un capítulo no va a pasar nada, ¿verdad?” ¿Te suena de algo todo esto? Y es que aunque parezca idílico, si no establecemos unas pautas o una rutina, tener productividad trabajando desde casa no es tan sencillo como parece. 

Por eso, hemos agrupado los mejores consejos para poder afrontar dos semanas de teletrabajo con actitud positiva, con tiempo para trabajar ¡y para ver Netflix!

Tips para ganar productividad trabajando desde casa

#1 Levántate y establece una rutina antes de ponerte a trabajar

Seguro que cuando ibas a la oficina te levantabas con tiempo de sobra como para ducharte, vestirte, desayunar, cotillear un poco internet… y ahora desde casa, te despiertas 5 minutos antes de que empiece tu jornada y abres el ordenador (que obviamente dejaste a los pies de la cama la noche anterior). 

Error. Error. Y error. Levántate de la cama, aséate, prepárate un desayuno (un café aunque sea, lo que hicieses a diario) y vístete. No hace falta que te vistas con tus mejores galas, con unos jeans y algo básico será más que suficiente, e incluso unos leggins y una sudadera, pero ¡quítate el pijama! Esto te ayudará a cambiar el mood, ya no parecerá un domingo por casa sin más.

#2 Prioriza tus tareas

Antes de empezar tu jornada (puedes aprovechar mientras te tomas el café), haz una lista de todas las tareas que tienes en el día, tanto las laborales como no. Esto te ayudará a priorizar qué es más importante. Una buena estrategia es crear tres columnas: 

  • A: Primordial. Cosas que tienes que hacer hoy sí o sí.
  • B: Importantes. Tengo que empezarlas hoy, pero no pasa nada si las termino al final del día.
  • C: Tareas Extra. Está bien si las empiezas hoy, pero pueden esperar. 

#3 Prepara un lugar de trabajo

Al igual que no conviene trabajar con la misma ropa con la que dormimos, crear un ambiente de trabajo también nos ayudará a trabajar mejor. No vale tirarnos en la cama o en el sofá con el portátil sobre las piernas. Lo mínimo es encontrar una mesa despejada y establecer ahí nuestro nuevo despacho. Además, si tenemos posibilidad lo ideal sería que la habitación tuviese luz natural y no sea la misma donde comes o realizas cualquier otra actividad.

See Also
beauty food post

#4 Ayúdate de apps

Utiliza tu móvil para ser más productiva. Sí, sabemos que el móvil puede ser letal para mantener tu concentración y tu productividad. Lo coges un momento y de repente estás dando likes a cabritas bebé en la cuenta de una granja de Wyoming. Pero si conoces las apps correctas, el móvil es un gran aliado para ganar productividad trabajando desde casa.

  • Forest o Plantie: estas apps crean árboles y bosques virtuales cada vez que dejamos de lado el móvil. Si utilizamos el móvil antes del tiempo establecido morirán nuestros árboles. Gracias a esto, las apps colaboran con ONGs que ayudan a plantar árboles reales con las monedas que ganamos en la aplicación.
  • AppBlock: esta app es quizá un tanto agresiva, pero muy práctica si no consigues deshacerte del móvil. Con esta aplicación podemos bloquear el tiempo de uso de aplicaciones e incluso  configurarlas para que solo se activen con determinado wifi o localización. 

#5 ¡Tómate descansos!

No hay nada mejor para ser productiva que descansar. Tomarte descansos te ayudará a despejar la mente. No por trabajar más conseguiremos mejores resultados. No descansar durante muchas horas seguidas hará que acabemos mucho más saturadas y sin apenas concentración en lo que estamos haciendo. 

Puedes establecer los descansos según te convenga. Puedes hacerlo en función del tiempo: un descanso de 20 minutos cada dos horas (por ejemplo). O nuestro preferido, establecer descansos en función de objetivos y dificultad. Por una tarea conseguida date un pequeño break: prepárate un tentempié, medita, lee un par de capítulos del libro que tengas entre manos…. Hay mil ideas, pero recuerda, establece tu tiempo de descanso en función de la dificultad o el tiempo que te haya llevado hacer una tarea.  

What's Your Reaction?
Emocionada
0
Feliz
1
Inspirada
0
Interesada
1
Sorprendida
0

© 2020 Wahine Magazine. All Rights Reserved.

Scroll To Top